Qué diferencia hay entre migraña y accidente cerebrovascular

Aquí te decimos qué diferencia hay entre migraña y accidente cerebrovascular.

La migraña es una enfermedad neurovascular específica caracterizada por un dolor de cabeza palpitante. La migraña puede manifestarse como un dolor de cabeza recurrente y con frecuencia se asocia con síntomas nerviosos autónomos. El dolor normalmente persiste de forma unilateral y tiene una forma pulsátil. Persiste durante 2 a 72 horas. La mayoría de los episodios son idiopáticos; sin embargo, se ha demostrado que la actividad física agrava el dolor de la migraña.

Otros síntomas además del dolor son la extrema sensibilidad a la luz, los ruidos, u olores fuertes y a menudo están asociados con vómitos y náuseas. La migraña se presenta con una mayor prevalencia en los varones hasta el inicio de la pubertad. Sin embargo, después de la pubertad se presenta más en las mujeres. La genética y el medio ambiente son los factores básicos que contribuyen a la aparición de la migraña.

Qué diferencia hay entre migraña y accidente cerebrovascular

Foto de GreenFlames09 con licencia CC BY 2.0.

La fisiopatología de la migraña incluye aumento de la excitabilidad de la corteza cerebral y la sensibilización central de las neuronas en el núcleo trigémino y el tronco cerebral. Esto conduce a un control anormal de dolor. Las migrañas también están asociadas con los niveles hormonales. El tratamiento incluye el alivio sintomático del dolor y las náuseas. La migraña se divide en cuatro fases:

  • Fase prodromica (marcada por la depresión, alteraciones del estado de ánimo y fatiga)
  • Aura (un fenómeno específico compulsivo visual o sensorial)
  • Fase del dolor (que dura 2-72 horas)
  • Fase postdrómica (alteraciones de la digestión, debilidad y las fluctuaciones del estado de ánimo)

Los alimentos y los factores ambientales pueden desencadenar las migrañas. Un aumento del nivel de serotonina se ha asociado con el desarrollo de las migrañas. La Sociedad Internacional de Cefaleas ha clasificado las migrañas, según el tipo y la frecuencia de las crisis de dolor. Los síntomas del glaucoma, la hemorragia subaracnoidea y la meningitis a menudo son similares a los de las migrañas.

El accidente cerebrovascular es una afección caracterizada por una perfusión pobre (flujo disminuido) de sangre en el cerebro. También se le conoce como un “evento vascular cerebral”. Se clasifica en dos tipos: isquémico y hemorrágico. En el primer caso, el suministro de sangre al cerebro se reduce y en el segundo caso el cerebro está desprovisto del flujo adecuado de sangre debido a una hemorragia (por ejemplo, un hematoma subdural). Los síntomas de la apoplejía incluyen déficits neurológicos en una mitad del cuerpo, específicamente en las extremidades. Además, hay discapacidades cognitivas en la orientación, del habla, visión y del aparato vestibular. A un derrame cerebral que persiste por menos de dos horas se le llama “ataque isquémico transitorio”. Si hay un sangrado excesivo, se puede presentar dolor de cabeza intenso.

Los principales factores de riesgo son la hipertensión arterial y el aumento de la poscarga del corazón. Ambas enfermedades conducen a la insuficiencia ventricular; y por lo tanto, el gasto cardíaco se reduce, lo que reduce el flujo de sangre al cerebro. En otros casos, la sangre puede llegar a ser de hipercoagulabilidad y se puede formar placas de colesterol en los vasos cerebrales. Esto crea émbolos que producen obstrucción en el flujo de sangre, lo que lleva al episodio isquémico. El diagnóstico del accidente cerebrovascular incluye una resonancia magnética y TAC. A menudo, la ecocardiografía se realiza para evaluar la fracción de eyección del ventrículo para confirmar la etiología del accidente cerebrovascular. Los síntomas de un derrame cerebral a menudo se confunden con un hematoma subdural. El tratamiento del accidente cerebrovascular incluye la administración de anticoagulantes, como la aspirina, de manera preventiva. El tratamiento de las enfermedades asociadas como la hipertensión y la dislipidemia (alteraciones en la proporción de HDL/LDL) se realiza con agentes antihipertensivos e hipolipemiantes, respectivamente.

Autor: Qdhadmin

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.