Qué diferencia hay entre eczema y dermatitis atópica

Los términos “eczema” y “dermatitis atópica” comúnmente se confunden; sin embargo son diferentes y aquí te explicamos qué diferencia hay entre eczema y dermatitis atópica, sus causas y diferentes tratamientos.

El “eczema” es un tipo de dermatitis en la que se presenta  una inflamación de la epidermis (capa más externa de la piel). Esta afección se caracteriza por comezón, erupción eritematosa y costras en la superficie de la piel. La causa del eczema se le ha atribuido a una disfunción del sistema inmune. Los síntomas comunes de un eczema son hinchazón de la piel, picazón, sequedad, formación de ampollas y agrietamiento de la epidermis. El eccema puede ser clasificado de acuerdo a la ubicación, morfología o etiología. Por ejemplo, se puede producir eccema en las manos, puede tener forma discoide o puede tener una posible causa, como en el caso del eczema varicoso. El eczema puede ser de naturaleza alérgica o no alérgica.

Qué diferencia hay entre eczema y dermatitis atópica

Foto de Jambula con licencia de Dominio Público .

Los eczemas se pueden presentar en diversas formas de dermatitis. El eczema herpético se produce debido a la presencia de un virus que provoca una enfermedad subyacente, como el linfoma. En el eczema herpético la piel se vuelve tan seca que se parte y es un ejemplo de un eczema de carácter grave. Esta forma es inducida por el clima frío y se produce en las personas de edad avanzada. El eczema dishidrótico, o eczema de ama de casa, se produce principalmente en las palmas de las manos o en las plantas de los pies y se presenta como pequeñas protuberancias o vesículas y se produce normalmente en climas cálidos. El eczema discoide tiene una causa microbiana y se caracteriza por manchas redondas a menudo en las piernas.

El eczema varicoso, o dermatitis venosa, se produce en individuos que tienen problemas de circulación en enfermedades como la trombosis venosa profunda. El eczema de diseminación secundaria se produce cuando hay una reacción alérgica a una infección con parásitos, hongos,  bacterias o virus. La enfermedad es curable y la inflamación se produce en un sitio diferente al sitio de la infección.

Existe una hipótesis acerca de la causa del eczema, la cual indica que puede tener una base ambiental. La hipótesis de la higiene propone que el eczema se desarrolla a partir de la exposición a un medio ambiente extraordinariamente limpio desde el nacimiento. Este exceso de limpieza puede iniciar una respuesta inmune inapropiada desde el nacimiento, la cual conlleva a una mayor probabilidad de sufrir eczema.

La “dermatitis atópica” es un tipo de eczema alérgico que se atribuye a causas hereditarias. Esta forma de dermatitis a menudo se manifiesta en personas con familiares que sufren de asma. Los síntomas de la dermatitis atópica son erupción pruriginosa específicamente en la cabeza, el cuero cabelludo, en el interior de los codos, detrás de las rodillas y en los glúteos. Esta forma de dermatitis es frecuente en los países desarrollados y ha ido en aumento. Por lo tanto, la dermatitis atópica es un tipo de eczema, pero no todos los eczema son dermatitis atópicas.

La dermatitis atópica afecta más a niños que a adultos y normalmente se trata sólo con cremas humectantes y en ocasiones también con antihistamínicos, a diferencia del eczema, el cual se trata también con corticosteroides e inmunosupresores (además de cremas humectantes). Algunos inmunosupresores, como el tacrolimus y el pimecrolimus han mostrado buenos resultados en el tratamiento del eczema.

Autor: Qdhadmin

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.