Qué diferencia hay entre los fariseos y los saduceos

Te explicaremos qué diferencia hay entre los fariseos y los saduceos, las cuales son sectas judías muy influyentes, con filosofías conflictivas en lo que respecta a la aplicación de la Torá.

Los fariseos y los saduceos también tienen opiniones contradictorias sobre el papel del gobierno en las vidas de los ciudadanos judíos. Los fariseos creían que Dios había castigado a los judíos al permitir que gentiles opresores como los romanos gobernaran sobre ellos porque los judíos se negaron a cumplir los estatutos de la Torá. Esta es la razón por la cual apoyaron la creación de leyes distintivas que evitarían que los judíos ofendieran más a Dios al adoptar los estilos de vida de los no judíos. Mientras que los saduceos creían en la autoridad de la Torá, también apoyaban a los gobernantes prevalecientes. Esto es porque entendieron que podían beneficiarse, en un sentido político y económico, de mantener relaciones pacíficas con su gobierno.

Según Harding (2010), los fariseos eran miembros de familias judías de clase media que estaban comprometidos con el respeto de la ley mosaica. Los saduceos, por otra parte, procedían de la aristocracia judía (Harding, 2010). Los saduceos, por lo tanto, fueron expuestos a una educación más secular que los fariseos, e incluso reconocieron el helenismo. La principal diferencia entre los fariseos y los saduceos se refería a la comprensión de la función de la Torá en la sociedad judía. Los líderes entre los fariseos eran conocidos como rabinos, mientras que la mayoría de los saduceos operaban como sacerdotes y eran miembros del sanedrín (Harding, 2010). Los saduceos sostuvieron que los primeros cinco libros de la Biblia, también conocido como la Torá, era la mayor autoridad en la voluntad de Dios para los judíos. Para los saduceos, todas las demás leyes o textos fuera de la Torá no podían ser contados como parte de la Ley. En cambio, los fariseos creían que Dios no sólo proporcionaba a los judíos la Ley Escrita, sino también la Ley Oral (Harding, 2010).


La Ley Escrita era la Torá, mientras que la Ley Oral estaba formada por las tradiciones orales y revelaciones que fueron dadas a los profetas judíos que vinieron después de Moisés. Esencialmente, los fariseos creían que Dios permite a los hombres interpretar la Torá ejerciendo sus habilidades de razonamiento para aplicar diferentes leyes a los problemas existentes. Los fariseos también diferían de los saduceos en la cuestión de la otra vida. Los fariseos creían en el cielo y el infierno, y enseñaban que el hombre sería juzgado sobre la base de su adhesión a la Torá y sus obras mientras están en la tierra. Los saduceos no creían que el hombre experimentaría la resurrección después de la muerte física.

Los fariseos creían que Dios enviaría a los judíos un mesías que traería la paz al mundo y gobernaría desde Jerusalén. También creían que todas las circunstancias que afectaron la vida de los judíos fueron divinamente ordenadas. Los saduceos no creyeron en un mesías venidero, y sostuvieron que el hombre tiene libertad de voluntad, y crea sus propias circunstancias.


Resumen

Los saduceos eran esencialmente elitistas liberales que incorporaron el concepto de libre albedrío en su comprensión de la ley mosaica. Se esforzaron por preservar su casta sacerdotal y participaron activamente en el discurso político para mantener su influencia sobre sus hermanos judíos. Los fariseos, por otra parte, estaban más religiosamente comprometidos a guardar los estatutos de la Ley Oral y Escrita, y regularmente participaban en las formas tradicionales de culto en el templo. Ellos rechazaron ideologías y filosofías extranjeras como el helenismo y crearon numerosas leyes para evitar que los judíos interactuaran con los gentiles.

Autor: Qdhadmin

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.