Qué diferencia hay entre imperio otomano e imperio romano

En este artículo te explicamos qué diferencia hay entre imperio otomano e imperio romano, así como algunas características de ambos.

Los imperios otomano y romano poseían grandes extensiones de tierra. El Imperio Otomano fue establecido por Osman 1, fue una potencia mundial del año 1299 DC al 1923 DC, el Imperio Romano, cuyo primer emperador fue Augusto, el cual gobernó del 27 AC al 476 DC. La capital del Imperio Otomano era Estambul, mientras que la capital del Imperio Romano era Roma. En el Imperio Otomano, el hijo del sultán era el único que podía sucederle como gobernante. El Imperio Romano, por el contrario, era una república con un Senado el cual votó para elegir al que sería designado como César.

Qué diferencia hay entre imperio otomano e imperio romano

Foto de Double-M con licencia CC BY 2.0.

El Imperio Otomano duró más tiempo que el Imperio Romano, el cual existió durante cinco siglos y medio. Las diferencias entre los dos imperios se extienden también a sus estructuras religiosas, científicas, culturales y políticas. Los soldados del Imperio Otomano tenían armas más avanzadas que los soldados romanos.

El sultán Mehmet II adquirió interés personal en las discusiones científicas y el establecimiento de escuelas en el reino. Algunos de los personajes más importantes en las matemáticas y astronomía, tales como Taki al Din, Al Rasid, apoyaron al sultán impartiendo clases en la escuelas del Imperio Otomano. Mehmed II supervisó personalmente la creación de la Kayışdağı, Kırkçeşme, Hamidiye, Cev’mi-i Serife y de agua de Taksim. También financió la construcción de 33 acueductos como el Maglova Kemeri, Kovuk Kemer, Kemer Guzelce, Uzunkemer, y Paşa Kemeri. En cambio los ingenieros romanos se preocuparon más por construir bóvedas, arcos, sistemas de acueductos, los cuales cubrían las necesidad de muchas ciudades.


Tanto las mujeres del Imperio Romano como el Otomano vivían bajo la protección de los hombres. En el Imperio Romano, la vida de las mujeres era establecida por sus maridos, hijos o padres. Únicamente las sacerdotisas vírgenes que servían a los dioses y diosas en numerosos templos, eran libres de vivir su vida como quisieran. A pesar de que las mujeres en el Imperio Otomano tenían vidas limitadas fuera de la casa, había muchos eventos en los que se les permitía salir de sus casas.

Por ejemplo, en celebraciones como günü paca y gecesi kina, era cuando las mujeres celebraban su compromiso y preparativos de la boda fuera de sus casas. Hubo incluso un periodo comprendido entre los siglos 16 y 17 cuando las mujeres como Ayse Hafsa Sultan, Mihrimah Sultan, Hürrem Sultan, y Kösem Sultan gobernaron el Imperio debido a que los emperadores eran incompetentes. La famosa Sultana Valideh, Hürrem, fue quien recibió a funcionarios extranjeros y aconsejó al emperador sobre diferentes temas, simplemente porque él respetaba su intelecto.


El Imperio Otomano tenía un solo estado religión,el Islam. A pesar de que las personas que no eran musulmanas eran aconsejadas para convertirse al Islam, a los cristianos y judíos se les permitió practicar su religión de acuerdo con el Tratado de Umar Ibn al-Jattab. Por el contrario, el Imperio Romano apoyó el culto de una colección de deidades conocidas como el Panteón. El panteón incluía dioses como Marte, Apolo, Plutón, Neptuno, Júpiter, Jano y Baco; así como diosas como Juno, Venus, Minerva, y Proserpina.

Los esclavos formaban parte de ambos imperios. En la sociedad romana, los esclavos no tenían derechos, eran maltratados, e incluso asesinadas por sus amos sin ninguna consecuencia. En el Imperio Otomano, los musulmanes no podían ser considerados como esclavos a menos que fueran prisioneros de guerra. También hubo leyes islámicas que garantizaban a los esclavos el derecho a la atención médica, alojamiento, comida y ropa. Los esclavos también tenían derecho a casarse. Los sultanes creían que matar a los cautivos rescatados de la guerra era antiislámico y una pérdida militar.

Resumen

  • Los Imperios Romano y Otomano existieron en diferentes milenios.
  • Los Imperios Romano y Otomano poseían grandes extensiones de tierras que limitaban con Asia, África y Europa.
  • En ambos imperios sus gobernantes eran autoritarios pero poseían estructuras políticas, religiosas y culturales que marcaron una diferencia significativa.

Autor: Qdhadmin

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.