Qué diferencia hay entre la naranja y la mandarina

Tanto la naranja como la mandarina son frutas cítricas, pero no son lo mismo. Aunque se considera que pertenecen a la misma especie, la naranja y la mandarina difieren en muchos aspectos, como su forma, olor y sabor. Aquí te explicamos qué diferencia hay entre la naranja y la mandarina.

La mandarina es más pequeña que la naranja. La mandarina se considera una excelente fruta de bolsillo, ya que es pequeña y se le quita fácilmente la cáscara. El nombre científico de la mandarina es Citrus Reticulata.

Qué diferencia hay entre naranaja y mandarina

Foto de l_cwojdzinski con licencia de Dominio Público .

Las naranjas son frutas cítricas redondas mucho más grandes que la mandarina. En cuanto al sabor, ambas frutas son dulces y la mandarina es menos agria que las naranja.

Cuando se comparan los árboles de la naranja y la mandarina, se puede encontrar algunas diferencias. El naranjo crece hasta cerca de 9 metros de alto con hojas verdes y acomodadas alternativamente con márgenes de crenulación. Los árboles de la mandarina, por otro lado, crecen a una altura de unos 6 metros y tienen hojas de un color verse más brillante que los naranjos y suelen tener flores aromáticas.

Foto modificada de Frédérique Voisin-Demery con licencia CC BY 2.0.

En cuanto a la cáscara, la naranja tiene una cáscara dura en comparación con la mandarina. La cáscara de la mandarina se puede quitar fácilmente con los dedos a diferencia de la naranja. Una vez que se le quita la cáscara a la mandarina, los gajos se pueden separar fácilmente. La mayoría de las variedades de mandarina tienen una gran cantidad de semillas.

En cuanto a la acidez, la naranja es más ácida y tiene un valor de pH de 2.4 a 3. La acidez de las naranjas difiere según el tamaño. La mandarina es menos ácida y es más pequeña en tamaño.

Qué diferencia hay entre naranaja y mandarina 3

Foto modificada de Lynn Greyling con licencia de Dominio Público .

Se considera que las mandarinas nacieron en China y Japón. Se dice que los cítricos se han cultivado en estos dos países durante más de 3.000 años. Fue hasta a fines del siglo XIX que llegó a Europa. Las naranjas tienen su origen en el sudeste asiático.

En cuanto al nombre, se sabe que el término “naranja” es un término dravidiano y se ha pasado a través de varios idiomas intermedios.

El término “mandarina” proviene de Tánger, Marruecos, un puerto desde donde se enviaron las primeras mandarinas a Europa.

Las naranjas y las mandarinas también difieren en su valor nutricional. Este es el valor nutritivo de 100 gramos de cada fruta: la mandarina contiene 13.34 g de carbohidratos, 10.58 g de azúcar, 0.31 g de grasa, 0.81 g de proteína, etc. Y la naranja contiene 11.54 g de carbohidratos, 9.14 g de azúcares, 0.21 g de grasa y 0.70 de proteína.

Resumen

  1. La mandarina es más pequeña que la naranja.
  2. Ambas frutas son dulces, pero las mandarinas son menos agrias que las de las naranjas.
  3. La cáscara de la mandarina se puede quitar fácilmente con los dedos a diferencia de la naranja.

Autor: Qdhadmin

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.