La microminiaturización es uno de los campos de más rápido crecimiento en las ciencias analíticas que permite miniaturizar las pruebas clínicas complejas y pasar a entornos que no son de laboratorio. Estos nuevos dispositivos analíticos microminiaturizados incluyen biochips, microchips y chips genéticos. El alcance de las aplicaciones para estos dispositivos abarca las ciencias biomédicas y la química analítica. Se utilizan para resolver diversos problemas analíticos en medicina e investigación biomédica, desarrollo de fármacos, seguridad y defensa, e industrias de alimentos y procesamiento.

 

 

¿Qué es el biochip?

Un biochip es un conjunto de sitios de prueba microminiaturizados dispuestos en un sustrato sólido que puede realizar una multitud de reacciones bioquímicas simultáneamente. Es un laboratorio en miniatura que permite a los investigadores realizar análisis genómicos, proteómicos y genómicos funcionales a gran escala para una variedad de propósitos. Es un dispositivo que contiene millones de elementos sensores llamados biosensores ordenados de cierta forma para detectar analitos (elementos, compuestos o iones). Los biosensores representan una alternativa flexible y alternativa sofisticada a las tecnologías analíticas convencionales. El alcance de las aplicaciones para los biochips abarca la química analítica y las ciencias biomédicas. Están diseñados para realizar procedimientos bioquímicos para aplicaciones biomédicas de forma rápida y económica. Actúan como laboratorios personales que podrían usarse para una amplia gama de pruebas en el hogar. Uno de los impactos significativos de las tecnologías de biochip está en conjunción con la bioinformática que permite un enfoque completamente nuevo para la investigación biomédica y biológica.

¿Qué es el microchip?

Un microchip es un pequeño módulo semiconductor del tamaño de una uña o incluso más pequeño. Es una unidad de circuitos de computadora empaquetada, generalmente llamada circuito integrado, que tiene algún propósito en relación con otros microchips en un sistema de hardware de computadora. Los microchips son una parte casi invisible de nuestras vidas modernas que se encuentran en todas partes, desde los automóviles de hoy en día hasta escáneres médicos, electrodomésticos, teléfonos celulares y dispositivos de rastreo GPS. Hoy, incluso las mascotas se implantan con microchips debajo de su piel como medio de identificación y seguimiento. En una computadora, cada microchip contiene decenas de millones de transistores que forman un procesador. Los teléfonos celulares contienen microchips que permiten a las personas usar internet y aplicaciones de video llamada. La revolucionaria tecnología de microchip fue inventada por el ganador del Premio Nobel Jack Kilby y el fundador de Intel Robert Noyce. Usando la misma tecnología, Jack diseñó la primera calculadora electrónica portátil basada en circuitos integrados llamada “Pocketronic”.

Què diferencia hay entre biochip y microchip

Terminología

El término “biochip” se refiere a un dispositivo que contiene millones de elementos sensores biològicos llamados biosensores dispuestos en un sustrato sólido diseñado para funcionar en un entorno biológico, particularmente en organismos vivos para analizar moléculas orgánicas. El término biochip fue acuñado en analogía con la frase chips de computadora. Por lo tanto, en un sentido más general, los biochips se basan en el concepto de circuitos integrados. Un microchip, por otro lado, es un pequeño módulo de semiconductores utilizado para hacer un circuito integrado. A menudo se le llama simplemente “chip” que se refiere a un conjunto de componentes electrónicos en una sola unidad.

Principio de funcionamiento

Los biochips son un conjunto de compuestos biològicos dispuestos en un sustrato sólido que permite a los investigadores realizar múltiples pruebas al mismo tiempo para lograr un mayor rendimiento de investigaciòn en el menor tiempo posible. Funciona según el principio de la hibridación de moléculas de ácido nucleico y la aparición se detecta mediante detección fluorescente, después de lo cual se obtienen los resultados. Los microchips, por otro lado, son circuitos integrados grabados en chips de silicio puro o pequeñas obleas en un complicado proceso capa por capa. Los circuitos integrados transfieren señales eléctricas al dispositivo receptor que luego las convierte en instrucciones.

Función

Los biochips implican miniaturizaciones, generalmente de componentes biològicos ordenados en ciertos formatos con la posibilidad de producción en masa a bajo costo. Los biochips son esencialmente sitios de prueba miniaturizados que permiten a los investigadores realizar análisis genómicos, proteómicos y genómicos funcionales a gran escala para una variedad de propósitos, desde el diagnóstico de enfermedades hasta la detección de agentes de bioterrorismo. Los microchips están hechos para la lógica de programación y para la memoria de la computadora. Los microchips se usan en muchos dispositivos electrònicos. Por ejemplo, los microchips son los que hacen posible el uso de celulares, computadoras y muchos otros dispositivos electrònicos que se usan en la actualidad.

Aplicaciones

Los biochips juegan un papel fundamental en el campo de la investigación biológica. La tecnología Biochip se puede utilizar en una amplia gama de aplicaciones, como biología de sistemas, diagnóstico de enfermedades, descubrimiento y desarrollo de fármacos, diagnóstico molecular, genética de poblaciones, ciencia forense, administración de la calidad del agua, explotación del espacio exterior, etc. Los microchips se utilizan en muchas aplicaciones, como como teléfonos celulares, automóviles, computadoras, dispositivos médicos, rastreo GPS, televisores, tarjetas de identificación, detección y diagnóstico de cáncer, etc.

Resumen de biochip vs microchip

A diferencia de los microchips, los biochips no son dispositivos electrónicos. Un biochip es una especie de micro-reactor que contiene millones de elementos sensores llamados biosensores que están diseñados para detectar analitos (elementos, compuestos o iones). Los biochips están diseñados para realizar procedimientos bioquímicos para aplicaciones biomédicas de forma rápida y económica. Si bien los biochips y los microchips son dispositivos microanalíticos, el alcance de los microchips no se limita a la medicina y la investigación biomédica; de hecho, los microchips se utilizan en una amplia gama de aplicaciones, como automóviles, televisión, radio, dispositivos de rastreo GPS, electrodomésticos, teléfonos celulares y más. El alcance de las aplicaciones para los biochips abarca la química analítica y las ciencias biomédicas.