Qué diferencia hay entre lluvia ácida y calentamiento global

A continuación te explicaremos qué diferencia hay entre lluvia ácida y calentamiento global y cómo afecta el cambio climático en la Tierra.

Los gases que se producen de forma natural en la atmósfera de la tierra como el CO2, CH4 y N2O ayudan a mantener la temperatura de la superficie de la tierra por encima del punto de congelación. Estos gases tienen “modos de vibración internos”, ya que absorben la radiación infrarroja o calor y la vuelven a irradiar de nuevo a la superficie de la tierra. Este proceso se conoce como efecto invernadero.

Qué diferencia hay entre lluvia ácida y calentamiento global

Foto de Mikael Miettinen con licencia CC BY 2.0

Sin embargo durante el siglo pasado el nivel de estos gases ha aumentado debido a la tala a gran escala de los bosques en el noreste de los Estados Unidos y otras partes del mundo desde 1800. La revolución industrial y otras actividades humanas han impulsado este aumento. Anualmente, unos 22 millones de toneladas de dióxido de carbono se añaden a la atmósfera, una tercera parte de esto la genera la electricidad y otro tercio el transporte.

Indicadores

Los medios de comunicación de todo el mundo han reportado temperaturas inusualmente altas en diferentes partes del mundo en los últimos años. Los registros de monitoreo de la temperatura global han proporcionado evidencia de un aumento de la temperatura indicativa del calentamiento global. Esto fue apoyado por observaciones de algunos grupos de científicos en todo el mundo.

Existe un derretimiento significativo de los glaciares en las regiones polares. El agua de mar se está moviendo gradualmente hacia algunas ciudades costeras y hacia ríos de agua dulce en Indonesia, Filipinas, Bangladesh y las islas del Océano, lo cual indica el aumento en el nivel del mar.

Las condiciones climáticas están mostrando un cambio extremo, como la disminución masiva o aumento de la cantidad de lluvia, inundaciones, huracanes e incendios forestales. Ciertas enfermedades como la malaria están empezando a aparecer en áreas donde ha aumentado la temperatura. En los océanos se ha detectado la reducción alarmante del plancton, lo cual es debido a la acidificación y calentamiento del agua del mar.

Lluvia ácida

El término “lluvia ácida” se usa en referencia a cualquier forma de lluvia o precipitación incluyendo nieve, aguanieve, niebla que posee un contenido muy alto de iones de hidrógeno o pH bajo.

Se produce cuando el dióxido de azufre y óxido de nitrógeno reaccionan con moléculas de agua presentes en la atmósfera para producir ácidos. Cuando se produce la precipitación elimina los ácidos de la atmósfera y llega a la superficie de la tierra. Fluye a través de la superficie de las aguas y se hunde en el suelo. Esto provoca que los nutrientes esenciales del suelo sean eliminados, se libere aluminio y sea difícil para los árboles absorber el agua. Las partículas también pueden pegarse al suelo, plantas u otras superficies.

La lluvia ácida en gran escala es provocada por la presencia de grandes cantidades de azufre y nitrógeno liberados en la atmósfera por fuentes humanas. La cantidad de dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno en la atmósfera ha aumentado desde el inicio de la revolución industrial debido a la presencia de azufre en el carbón utilizado en la generación de electricidad y en el humo liberado por las fábricas y vehículos de motor. Todas estas emisiones entran en la atmósfera. El uso de altas chimeneas para reducir la contaminación local termina en la inyección de gases en la circulación atmosférica, lo que contribuye a la propagación de la lluvia ácida en zonas más extensas.

Estos ácidos tienen un efecto perjudicial sobre las plantas y los árboles, ya que los dejan más vulnerables para resistir temperaturas frías y el ataque de insectos y enfermedades, además de la inhibición de su capacidad de reproducirse. Las lluvias ácidas tienen un efecto corrosivo en la infraestructura especialmente de mármol y piedra caliza. Dañan las aguas dulces y suelos, además de matar a los insectos y las formas de vida acuáticas, incluyendo la disolución de los arrecifes de coral.

Conclusión

Al día de hoy la humanidad enfrenta un gran reto. No sólo tenemos que limpiar el medio ambiente ya contaminado, hay que cambiar nuestro estilo de vida para evitar más contaminación.

Autor: Qdhadmin

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.